El gol de Llorente quizá es mano

Los cinco últimos minutos fueron tortuosos para Pep Guardiola. El técnico catalán no dejaba de mover los brazos, de dar indicaciones, de transitar de arriba abajo el área técnica. Su equipo se evaporaba poco a poco de Europa, y más cuando el árbitro anuló el gol de Agüero en el minuto 93. La decisión dejó al City de Guardiola fuera de las instancias finales de la Champions por tercera temporada consecutiva y colocó al Tottenham en su primera semifinal desde 1962, cuando lo eliminó el Benfica de Eusebio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *